Si echo la vista atrás y pienso en el camino recorrido desde octubre de 2019 hasta ahora se me ocurren tres palabras: agradecimiento, aprendizaje y optimismo. Tal vez no sean los términos más acertados —cada compañero de la promoción tendrá una visión particular de la experiencia vivida—, pero ya habrá tiempo de hacer un balance más pausado de qué aprendizajes he extraído del máster.