Carlos C. Ungría

Carlos C. Ungría

Menu
Qué vas a hacer con el resto de tu vida

Qué vas a hacer con el resto de tu vida

La primera novela de Laura Ferrero tiene un título sugerente: Qué vas a hacer con el resto de tu vida. Estos días, mientras leía el libro, me he planteado este interrogante en varias ocasiones. Y no, no tengo una respuesta clara, convincente. Me pregunto quién la tiene, quién de nuestra generación cuenta con un plan detallado. Me pregunto, de hecho, si es sano reflexionar en torno a una cuestión así, tan inabordable, tan compleja de responder.

Más allá del título, y de esa invitación a pensar que nos propone la autora, el libro es la historia de una búsqueda. La que emprende Laura, la protagonista. Una joven treintañera que deja atrás su vida en Ibiza y se marcha a Nueva York para empezar de cero y para encontrar respuestas.

El pasado le persigue. Su cabeza está repleta de preguntas, de dudas. A lo largo de la narración emerge la tormentosa relación de sus padres, Román y Adriana. El enigmático Gael, un viejo conocido de su madre y su profesor en el curso Literatura y Exilio. Los desterrados, que estudia en la Universidad de Columbia. Su hermano Pablo, un personaje que representa esa clase de persona que «es como un faro: da luz a los demás, pero no tiene nadie que le alumbre». Y también aparece Diego, su pareja, con quien por momentos es feliz. «Tanto, que a veces tenía miedo de que algo malo fuera a ocurrirnos, como si no nos mereciéramos esa felicidad», reconoce.

La novela merece la pena. El libro aporta reflexiones interesantes. Me quedo con la idea de exilio, que es precisamente el tema sobre el que tiene que escribir como trabajo final del curso.

El exilio. Emigrar —en este caso de forma voluntaria— como reacción ante los problemas. Una huida hacia adelante. «Nueva York era como la luna; perfecta en su lejanía, pero vacía de realidad. Había simbolizado la esperanza absurda que ponemos en lo desconocido», apunta Laura, ya en Estados Unidos, tras dejar España.

¿Cuántas veces pensamos en marcharnos y empezar de cero como solución a nuestros problemas? La protagonista llega a la conclusión de que «cuando uno viaja puede huir de su patria, pero nunca de sí mismo». El espejismo de poner tierra de por medio. Es probable que Catherine Camus —a quien cita la autora— tenga razón: «Vivimos atrapados por aquello de lo que huimos».

2 comments

Anabel Rodríguez

Tengo muchas ganas de leer esa novela, aunque tengo una montaña de pendientes, que han contribuido a aumentar los Reyes Magos. Me la apunto, ya lo creo.

    Carlos C. Ungría

    Hola Anabel. Muchas gracias por escribir. Te recomiendo el libro. A mí me gustó mucho. Merece la pena. Laura Ferrero escribe muy bien. 🙂

Deja una respuesta