Carlos C. Ungría

Carlos C. Ungría

Menu
También esto pasará

También esto pasará

Twitter me golpeó hace unos días con una noticia que no me esperaba: la pérdida de Juan Francisco Corcuera, Corcu para los amigos. Él fue mi último director en El Mundo / Diario de Soria. Un periodista vocacional que desarrolló su trayectoria profesional en diferentes cabeceras como Diario 16, El Correo de Burgos y el propio decano de la prensa soriana.

Uno sabe, por experiencia propia, que el cáncer es letal en demasiadas ocasiones. Es una cuestión elemental. Hay que asumirlo. Pero eso no quita para que una marcha así, la de un padre de familia de 53 años, casado y con dos hijos, resulte sobrecogedora. Por prematura.

Al leer el dichoso tuit en el móvil me acordé de los años en los que ejercí el oficio en Soria. Mi etapa en el Diario. Los días en la redacción de Morales Contreras, cobijo de buenos periodistas y mejores personas. Los años bajo la batuta de Pablo Lago, Alejandro Almarcha y el propio Corcu, quien me condujo a la sección de Economía, me aupó a Innovadores de El Mundo y me brindó la oportunidad de participar en esRadio Castilla y León. Nunca estaré lo suficientemente agradecido.

Hago cuentas y desde la primera noticia que publiqué en mi tierra  —un artículo sobre la empresa Amatex—  hasta la última  —un reportaje sobre la Formación Profesional— transcurrieron ocho años vibrantes, muchas cañas en el Maná, nuestro bar, y un sinfín de aventuras periodísticas. De política, tribunales y sociedad.

La desgraciada noticia me pilló con También esto pasará en mi mesilla de noche. La novela de Milena Busquets es necesaria. Para comprender. El libro habla del dolor que supone la pérdida de una madre, el desgarro de su ausencia. Y también de cómo frente a este dolor queda el recuerdo de lo vivido y aprendido, y la propia reafirmación de la protagonista, Blanca, a través de los hijos, las amigas, los hombres que ocupan su vida y el sexo.

En un pasaje de la novela, la protagonista recuerda una historia que le contó su madre cuando era pequeña, para intentar consolarla tras el fallecimiento de su padre. Un cuento al que años más tarde recurre ahora la propia Blanca tras la muerte de su progenitora.

El relato sostiene que en una ocasión, en un lugar lejano  —tal vez sea China—, un emperador «poderosísimo» reunió a todos los sabios del reino  —filósofos, matemáticos, científicos y poetas—, y les dijo: «Quiero una frase corta, que sirva en todas las circunstancias posibles, siempre». Los sabios se retiraron y se pasaron meses y meses analizando la propuesta. Así hasta que al final regresaron y le soltaron al emperador: «También esto pasará».

«Tú añadiste que el dolor y la pena pasan, como pasan la euforia y la felicidad. Pero ahora sé que no es verdad», zanja la protagonista, todavía conmocionada por la pérdida de su madre, con la que mantenía una relación de amor odio.

También esto pasará. Sí, es verdad. La muerte nos iguala a todos. Esto también pasará. Pero, ¿quién está preparado para despedir a un ser querido?

0 comments

Aquí no hay comentarios por ahora.

Deja una respuesta